dia de la felicidad1

 

Tenemos que despertarnos cada día y estar agradecidos. Debemos ser consciente de lo que tenemos, y no pensar en lo que hayamos podido perder.

Hoy dejamos 6 ideas para motivarte, cuando surjan los problemas:

1. Todo en la vida es pasajero. Siempre después de la oscuridad, viene luz. Nada dura para siempre.

Así que si las cosas están bien ahora, disfruta.. No durará por siempre. Si las cosas están mal, no te preocupes porque tampoco durará por siempre.

Cada momento te da un nuevo comienzo y un nuevo final. La vida te da una segunda oportunidad, cada segundo. Sólo tienes que tomarla y hacer lo mejor de ella.

2. Sé positivo. Sonríe cuando otros traten de desanimarte. Es una manera sencilla de mantener tu entusiasmo y enfoque. Nunca dejes que la amargura de otra persona cambie la persona que eres.

No cambies sólo por impresionar a alguien que diga que no eres lo suficientemente bueno. Cambia porque te haga mejor persona y te lleve a un futuro más brillante.

Si crees firmemente en algo, no tengas miedo de luchar por ello. La fortaleza viene de superar lo que los demás piensan que es imposible.

Haz lo que te haga feliz y pasa el tiempo con quien te haga sonreír a menudo.

3. Sigue adelante. No tengas miedo de volver a levantarte; de intentarlo de nuevo, de volver a amar, volver a vivir, y volver a soñar. Las mejores lecciones de la vida se aprenden en los peores momentos y de los peores errores.

Habrá momentos en los que parezca que todo lo que podría salir mal, sale mal. Cuando tengas ganas de renunciar, recuerda que a veces las cosas tienen que ir muy mal antes de que puedan ir muy bien.

Encuentra la fuerza para reír todos los días y el coraje para sentirse diferente, pero hermoso/a.

No te estreses por las cosas que no puedes cambiar. Vive de forma sencilla. Ama con generosidad. Habla con la verdad.

4. El dolor forma parte del crecimiento. En algunas ocasiones, la vida te cierra las puertas porque es momento de seguir adelante. Hay que pensar que esto es positivo, porque, muchas veces, no nos movemos a menos que las circunstancias nos obliguen.

Sólo porque tengas problemas, no significa que estás fracasando. Todos los grandes éxitos requieren esfuerzo para llegar allí. Las cosas buenas llevan su tiempo. Ten paciencia y mantén una actitud positiva.

5. Preocuparte no cambia nada. Si crees en algo, sigue intentándolo. No dejes que las sombras del pasado oscurezcan las puertas de tu futuro. Pasar el día quejándote por lo de ayer no hará tu mañana más brillante. En lugar de eso, actúa. Deja que lo que has aprendido mejore la forma en la que vives.

La verdadera felicidad aparece cuando dejas de quejarte de tus problemas y empiezas a estar agradecido por todos los problemas que no tienes.

6. Cada pequeña lucha es un paso adelante. La paciencia no consiste en esperar; sino la capacidad de mantener una buena actitud mientras trabajas duro en tus sueños, sabiendo que el trabajo vale la pena.

Así que si lo vas a intentar, toma tu tiempo y hazlo hasta el final. De lo contrario, no tiene sentido empezar.

Recuerda esto si las cosas van mal
5 (100%) 1 vote