El propósito de Napoleón Hill, el cual llegó a ser asesor del presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt fue averiguar la clave de la riqueza. Tras entrevistar a más de 500 hombres de éxito, llegó a la conclusión de que todos ellos tenían algo en común, mientras que el resto de las personas que no alcanzaban el éxito, también tenían muchas cosas en común, entre ellas una forma de pensar muy distinta de los hombres de éxito, por lo que, el éxito, según Hill, se encuentra en la forma de pensar y actuar.
Algunos de sus pensamientos eran:
1. Sobre liderazgo.

“La mayoría de los grandes líderes tenían la capacidad de ser grandes seguidores. Llegaron a ser grandes líderes porque eran seguidores inteligentes. Con muy pocas excepciones, el hombre que no puede seguir a un líder inteligente, rara vez se convierte en un líder eficaz”.


2. Sobre el fracaso.

“El fracaso es un embustero con un agudo sentido de la ironía y la astucia, el cual siente un gran placer cuando tropezamos estando muy cerca del éxito”


 3. Sobre las opiniones.

“Las opiniones son de los productos más baratos del mundo. Todo el mundo tiene multitud de opiniones. Si estás influenciado por las opiniones a la hora de tomar decisiones, rara vez alcanzarás el éxito en tu carrera profesional, en tu negocio y en tu propio deseo de generar riqueza.”


4. Imposible.

“Una de las principales debilidades de la humanidad es la familiaridad del hombre común con la palabra imposible. Él conoce todas las reglas, y no va a funcionar. Él sabe todas las cosas que no se pueden hacer… Hace muchos años compré un diccionario  y lo primero que hice fue arrancar la página donde aparecía la palabra imposible. Hacer eso, es un buen comienzo para cualquier persona que quiere alcanzar sus sueños”.


  5. El pensamiento.

“En realidad, los pensamientos son cosas, y son cosas de gran alcance cuando se mezclan con un propósito definido, la persistencia y un ardiente deseo”


  6. Los planes para la riqueza y pobreza.

“La riqueza se produce de una forma natural a través de planes bien concebidos y cuidadosamente ejecutados. La pobreza, en cambio, no necesitas ningún plan para alcanzarla”

Pensamientos de Napoleon Hill
Vota este artículo