empresa exito

 

Piensa sobre lo que has logrado en la vida y sobre tus progresos.

Recuerda esos instantes en los que te parecía que no había ninguna salida, que nunca encontrarías la solución. Perseveraste y hoy no son más que anécdotas que escasamente recuerdas.

Reconoce lo que has creado en tu vida; de lo que sientes orgulloso y que hace un tiempo te parecía muy lejano.

Recuerda ese proyecto del que decían que era demasiado para ti; que te quedaba grande; que nadie lo había hecho antes; que era para gente especial. Pero te preparaste y no permitiste que los obstáculos te desanimaran, y, cuando te diste cuenta, habías superado tus propias metas.

En esos momentos irradiabas creatividad, persistencia, templanza, flexibilidad, capacidad de sobreponerte rápidamente, humildad para reconocer tus equivocaciones, disposición a aprender de tus errores y a hacer lo necesario para lograr tus metas.

Cuando realmente has querido lograr algo, lo has conseguido.

Por eso, cuando tú quieras algo, lo conseguirás. Puede que te cueste, que te equivoques mil veces, pero tú antes ya has demostrado que, cuando realmente lo quieres, tienes la fuerza, la habilidad y la paciencia para alcanzarlo.

No dudes de tu fuerza y de tu capacidad de lograr tus objetivos. Si te falta algo, no culpes a las circunstancias o a los demás porque te llenarás de amargura y resentimiento. ¡Depende de ti!

No dudes de tu capacidad para lograr tus objetivos
5 (100%) 3 votes