EN LA VIDA TE VENDES CONSTANTEMENTE Y TODO ES UNA VENTA. 
 
La película, está claro, no va de inversiones, sino de cómo vender.
No se trata de ser un excelente experto en bolsa sino de ser un excelente vendedor. El dinero tiene que circular y en cada transacción ganar una comisión. 
Cualquier persona o empresa vive de lo mismo: de vender. Si no se vende, no se gana dinero. Sin clientes no hay negocio. 
En muchas ocasiones cometemos el error de creer que un producto, por excelente que sea, se vende sólo.
Y no es así. Vender es el arte de seducir, de poner en valor beneficios para el cliente. 
Si quieres tener éxito, con independencia de a lo que te dediques, aprende a vender. Si sabes vender, no te será complicado encontrar trabajo o montar tu empresa. 
Lecciones de El lobo de Wall Street I
Vota este artículo