sonreir

 

Cada día se nos presentan posibilidades delante de nosotros, pero si en ese momento estamos enfadados, tristes, decepcionados, etc. se nos pueden escapar muchas oportunidades.

Los golpes de suerte siempre llegan a las personas que se mantienen felices, alegres, amables y sonrientes.

Por ejemplo, imagina que tienes una empresa: ¿a quién ofrecerías un aumento de sueldo? Al empleado que siempre se queja y está desanimado o al trabajador sonriente y amable? Esta claro, ¿no?

O si vas a comprar a un establecimiento, a quién te dirigirías: ¿al dependiente con cara de pocos amigos o al que te dedica una sonrisa?

Hay una historia que leí hace tiempo, en la que narraba lo que le ocurrió a un dependiente amable. Un día de lluvia, entró en unos grandes almacenes una señora, que al no llevar paraguas, estaba empapada. Con ese aspecto, nadie le hizo caso, excepto un joven amable y atento, que le ofreció sentarse y un paraguas para cuando decidiera irse. Al cabo de unos días, el joven recibió una extraordinaria oferta de trabajo, ya que aquella mujer, era una millonarioa con varias empresas.

Es por ello que debemos intentar permanecer siempre alegres y sonrientes, aunque la situación no sea la más adecuada. Porque lo que es cierto, es que con una actitud positiva, atraemos a nuestra vida situaciones positivas.

“El hombre que no sabe sonreír no debe abrir la tienda” Proverbio chino.

La importancia de sonreir y ser amable
Vota este artículo