pensamien

 

La mayoría de gente deja fluir su mente libremente. Así, los pensamientos son como un barco de vela que se deja llevar por el viento: puede llegar hasta una playa paradisíaca o puede acabar en una tormenta. Si dejas que tus pensamientos se guíen por tus circunstancias exteriores sin ningún control, tu estado dependerá de tus circunstancias externas.

Si centras tu atención en pensamientos negativos crearás emociones negativas como tristeza, culpa, rencor, celos, envidia, desconfianza, etc.

El control de tu mente consciente está en tus manos. Alinea tus pensamientos con tus deseos. Empieza a asumir la responsabilidad de lo que pasa en tu mente.

Por ejemplo, si quieres ganar más dinero no debes pensar en lo mal que van las cosas. Así estás centrando tu mente en el lado negativo. Solo si concentras tu mente en lo que si quieres, podrás alcanzarlo.

En un estudio en el que se entrevistaron a 3.500 personas se les preguntó: “¿En qué piensas ahora mismo?”. De las 3.500 personas las que ganaban más dinero y eran más exitosas pensaban en lo que querían conseguir y cómo conseguirlo.

Estas personas alinean su mente con sus metas. Tú también puedes hacerlo. Para ello proponemos dos formas de conseguirlo:

1. Pensamiento optimista.

Si centras tu mente en el lado positivo de la realidad despertarás una reacción positiva en ti. Ser optimista es tan fácil como preguntarte en cada situación: ¿Cuál es la parte positiva de esto? ¿Qué puedo aprender?

Si quieres empezar el día de forma positiva dedica unos minutos después de levantarte a practicar el pensamiento positivo. ¿Qué cosas que normalmente das por hechas puedes agradecer? ¿Qué vas a hacer para hacerte feliz?

2. Céntrate en tus objetivos.

Haz que tus pensamientos creen el estado óptimo para conseguir lo que quieres. Si te dispones a trabajar, prepara tu mente para la productividad. Si vas a relajarte busca pensamientos que te aporten paz interior.

Esto se puede aplicar a cualquier tarea o área de tu vida, por pequeña o grande que sea. Puedes centrar tus pensamientos en los objetivos respecto a tu salud, tus amistades, tu familia, tu pareja, tu desarrollo personal…

Primero ten claro qué es lo que quieres y además, si puedes, escríbelo.
Tener tus objetivos por escrito te permite leerlos en cualquier momento en que tu mente pierda su enfoque.
.
Puedes leer tu lista de objetivos del día por la mañana, empezando el día de forma productiva. Céntrate en lo más importante. Haz que tu mente vaya donde tu quieres ir.

Eres lo que piensas. Tus pensamientos crean tu realidad. Diles lo que quieres y ellos te mostrarán el camino.

La importancia de los pensamientos para conseguir el éxito
Vota este artículo