tarj

 

Actualmente se puede pensar que los contactos en LinkedIn y otras redes sociales han hecho de las tarjetas algo antiguo y poco útil. Pero eso no es así.

Ya no compartimos las tarjetas de presentación solo para compartir información. Hoy las tarjetas se han convertido en una extensión de nuestras marcas.

Las tarjetas de presentación son una forma de distinguir tu marca de la competencia. En reuniones cara a cara o en entrevistas, estas tarjetas son generalmente la primera impresión de tu marca ante tus clientes o posibles socios, ofreciendo muchas oportunidades  para hacer crecer tu marca… sólo necesitas utilizarlas correctamente.

Compartimos aquí unos consejos que debes tener en cuenta:

Conoce a tu audiencia. Si la mayoría de tus clientes pertenece al mundo de la empresa, lo más aconsejable es algo profesional como papel liso, colores clásicos e impresión con relieve. Si tienes una startup pequeña e innovadora, y tus clientes son personas más relajadas, apuesta por tarjetas más originales y divertidas.

Recuerda la constancia de marca.  Tu tarjeta debe estar en sintonía con tu sitio web, oficinas y materiales de marketing. Es importante crear una experiencia homogénea, usando colores y textos similares.

Cuando te pongas creativo con tus tarjetas de presentación, asegúrate que tus ideas vayan de acuerdo contigo y tu imagen como empresa. Lo que funciona para un negocio podría no funcionar para ti.

 

 

Vota este artículo