parej trab

 

Cada vez más parejas deciden emprender un negocio en común. Iniciar un negocio con tu pareja tiene cosas positivas y algunas que no lo son tanto.

Hoy damos en el blog los pros y contras de empezar un negocio con tu media naranja.

Pros

Hay confianza. No debes preocuparte por confiar plenamente en tu pareja para cualquier asunto relacionado con la empresa. Para compartir un negocio es imprescindible tener confianza en el socio.

Existe empatía. Las parejas emprendedoras comparten muchos puntos de vista, por lo que viven las altas y bajas de forma parecida. Tienen mucha empatía y se apoyan el uno en el otro. Esto permite superar con mayor facilidad las dificultades.

Conexión más profunda. Trabajar proyectos en conjunto profundizará el vínculo y fortalecerá la relación de pareja. Pero para ello hay que saber separar los asuntos de trabajo y vida privada.

Contras

Trabajar con tu pareja también tiene sus desventajas.

Problemas que pasan al plano personal. Si no se tiene cuidado, los problemas del negocio podrían trasladarse fácilmente al plano personal y viceversa. Diferenciar entre los problemas de la vida privada y la profesional puede resultar un verdadero reto.

No hay diversificación financiera. Trabajar en el mismo negocio hace que una familia ponga todos sus “huevos financieros” en el mismo cesto. Si el negocio deja de funcionar o algo sucede inesperadamente, los ingresos de ambos pueden verse  amenazados. Las familias con ingresos dobles tienen la posibilidad de cubrirse en este aspecto.

Mucho tiempo juntos. Es una realidad que las parejas que están juntas todo el día corren el riesgo de aburrirse o hartarse.

Evalúa todos estos puntos con calma antes de tomar una decisión.

¿Hacer negocios con tu pareja? Pros y contras
Vota este artículo