Hoy seguimos comentando en nuestro blog, las cosas que podemos hacer para ser una persona extraordinaria.

 

Atención y enfoque. No tienes que decirle a la gente que les importas, simplemente demuéstralo. En tus relaciones e interacciones con los demás, nada que puedas dar es más apreciado que tu sincera atención. Estar con alguien, escuchando sin mirar el reloj y sin prever resultados, es maravilloso.

Prestando atención y afecto frecuentemente, nuestras relaciones prosperan, y nosotros, como individuos crecemos más sabios y más fuertes. Nos ayudamos a sanar nuestras heridas y apoyamos nuestro crecimiento. Así que da a alguien el regalo de TI; tu tiempo, atención y amabilidad. Ese es el mejor de los regalos, no se romperá ni se perderá, y siempre será recordado.

Libertad para ser tu mismo. Tienes que atreverte a ser tú mismo. Las personas que te apoyen al hacerlo, son extraordinarias. Aprecia estas personas y su bondad, y devuélveles el favor cuando puedas hacerlo.

Voluntad de tener la mente abierta. Está bien estar en desacuerdo con las ideas u opiniones expresadas por los demás. Pero eso no te da derecho a rechazar inmediatamente cualquier cosa que digan. Tampoco te da derecho a acusar a alguien de mal expresar sus creencias sólo porque no te gusta lo que están pensando y diciendo. Aprende a reconocer la belleza de las diferentes ideas y puntos de vista, incluso si eso significa apartar tu orgullo y abrir tu mente más allá de lo que es cómodo.

 

 

Cosas que dan a los demás las personas extraordinarias II
Vota este artículo