Un control del tiempo adecuado es imprescindible para incrementar la productividad.
Algunas de las claves para tener un control adecuado de tu tiempo son las siguientes:
-Separa las tareas importantes de aquellas que solamente son urgentes pero que no afectan la continuidad de tu negocio.
-Organiza bloques de tiempo para trabajar en tus tareas importantes, aquellas que hacen avanzar tus proyectos encaminados hacia tus objetivos de vida.
-Reserva el final del día para definir cuál será la primera tarea que vas a realizar al día siguiente. Prepara también el material necesario para que puedas comenzar y trabajar en ella sin interrupciones. Al día siguiente, no dejes que nada te distraiga y ponte a realizar la tarea programada; sin excusas.
-Divide tus proyectos en tareas simples. Concéntrate en terminar una sola de esas tareas, como si fuera la única. Cuando la finalices pasa a la siguiente. 
 
-Haz sólo una cosa a la vez. Si comienzas una tarea, enfócate sólamente en ella 100% hasta que esté completa. No aceptes distracciones, ni empiezes otras actividades en paralelo.
 
-Delega las tareas que no dependan exclusivamente de tu creatividad o que no necesiten tus decisiones. Dale la oportunidad a otras personas de ayudarte.
 
-Busca ideas e inspiración para mantenerte activo y mejorar tu negocio. Si comienzas a quedarte quieto, corres el riesgo de que te gane la inercia. Cuántas más cosas hagas, más activo te sentirás.
Se requiere compromiso, autodisciplina y voluntad de tu parte porque estas cualidades son necesarias para tener éxito en todo lo que emprendas.
¡Controla tu tiempo!
Controla tu tiempo
Vota este artículo