Permanece alerta. Todos los días, la vida te abrirá pequeñas ventanas en forma de oportu nidad. Tu destino quedará defi nido por cómo respondas a di chas oportunidades. Pequeñas decisiones conducen a grandes consecuencias. No existen los días poco importantes.
Piensa. Cada mañana, pre gúntate cómo actuarías si ese fuera el último día de tu vida. Es un método profundo para llevar cierto sentido de urgencia y compromiso a tu vida.
Insiste. Resulta sorprendente lo lejos que se puede llegar insis tiendo en algo lo suficiente. La mayoría de gente se rinde dema siado pronto, porque sus temo res son más fuertes que su fe.

Coopera. Mientras persigues el éxito, no te apartes del com promiso de elevar las vidas de la gente que te rodea y dejar a tu paso un mundo mejor que el que encontraste.

Corre riesgos.  La verdadera alegría llega cuando te dejas la piel y te arriesgas. Desde luego, te equivocas más, pero el éxito llamará a tu puerta más a menudo.

¡Adelante!
Vota este artículo