dia de la felicidad1

 

Ser feliz en la vida es uno de los sueños más perseguidos por todo el mundo.

En el trabajo pasamos mucho tiempo al día, por lo que es muy importante ser felices durante nuestra jornada laboral.

Por ello, hoy damos claves para que tu trabajo sea más agradable y llevadero. Verás cómo aumenta tu felicidad

1. Sonríe. Sonreir es signo de felicidad, de buen humor y de mentalidad positiva. Las personas más felices, sonríen mucho más que la gente promedio. La risa es contagiosa, por lo que puedes ponerlo en práctica con tus compañeros de trabajo.

2. Piensa en positivo. Cada pensamiento negativo que te llegue, cámbialo por un pensamiento positivo.

Al principio será un esfuerzo, pero al cabo de un tiempo se convertirá en hábito y lo harás prácticamente sin esfuerzo, de forma automática. Pensar siempre en positivo es una forma de aumentar tu felicidad, ya que cambia tu mentalidad y tu estado de ánimo.

3. Ayuda a los demás. Ayudar a los demás a resolver problemas que se plantean en el día a día, hará que te sientas mejor. Es una forma de mejorar tu autoestima, ya que si la gente que tiene problemas acude a ti, significa que confían en tus consejos y conocimientos y eres un referente para ellos.

4. No lo controles todo. A veces hay situaciones que se escapan a tu control y pretendes que se actúe como tú piensas que es la forma correcta. No te obsesiones con ello porque será como dar patadas al aire, no va a servir de nada.

5. Descansa. Es conveniente tomarte algunos minutos de descanso para relajar tu mente y recargar energías positivas.

6. Ten objetivos claros. Eso supone centrarte en ellos y ver cómo vas dando pasos cada día, que te acercan cada vez más a conseguirlos.

Observar día a día que lo que estás haciendo, te lleva a estar más cerca de esos objetivos soñados es una forma de estar motivado, contento y feliz.

7. Optimiza tu tiempo. Optimizar tu tiempo de trabajo significa que tienes que ser productivo, para hacer el mismo trabajo en menos tiempo y con mayor calidad.

8. No hables mal de nadie. No pierdas el tiempo en críticas, ni quejas. Céntrate en los aspectos que puedes cambiar para ser mejor persona y más útil a los compañeros y a la propia empresa.

 

 

Vota este artículo