pers tox

 

Debemos ser conscientes de los efectos que pueden causarnos las personas con quienes nos rodeamos. Existen personas tóxicas que pueden sacar lo peor de nosotros, produciéndonos altas dosis de estrés, algo muy negativo para nuestra energía y productividad.

La manera más inteligente de tratar con una persona tóxica sería no tratar con ella, pero a veces no tenemos más remedio que hacerlo, al no depender de nosotros.

Hoy damos unos consejos para tratar con este tipo de personas.

1. Pon límites y distancias. Las personas negativas suelen buscar aliados para sus penas. En ocasiones podemos sentirnos presionados a escuchar sus quejas, porque no queremos que nos vean como antipáticos, pero hay que limitar esos momentos.

2. Sé consciente de tus límites y emociones. Mantener una distancia emocional requiere un poco de conciencia. A veces no nos damos cuenta de que ya está sucediendo, pero no es tarde para poner distancia.

3. Que no te pongan triste. Si en alguna ocasión dejas que tu sentido del placer y satisfacción sea proporcional a las opiniones de otras personas, dejarás de ser dueño de tu propia felicidad.
Cuando las personas emocionalmente inteligentes se sienten bien acerca de cómo son y lo que han hecho, no dejan que las opiniones y comentarios de nadie les arruinen el día.

Hay que escuchar las opiniones de otras personas, pero debemos saber elegir a las personas de las que podemos extraer una crítica constructiva.

4. Céntrate correctamente. Aquello que pones en tu centro de atención, es lo que determina tu estado emocional. Si únicamente te fijas en los problemas a los que te estás enfrentando, prolongarás el estrés y la negatividad. Pero si te enfocas en las acciones que puedes tomar para solucionar un problema, el optimismo entrará en tus emociones.

Con la gente tóxica pasa lo mismo. Si únicamente nos fijamos en ellos, eso les da poder sobre ti. En cambio, el centrarnos en diversas estrategias para dominarles, nos dará el control sobre ellos.

 

Vota este artículo